• portada3-comedor
  • portada3-entrada1
  • portada3-entrada2
  • portada3-habitacion
  • portada3-iniciales-puerta

Historia

CASA SEÑORIAL DE SIGLO XIX HOSTAL MARQUESADO

HISTORIA 

hostal marquesado5539-exteriorNuestra historia comienza un 26 de agosto de 1816 cuando una pareja de enamorados, Francisco García Parra y Juliana Egea Domínguez contraen matrimonio en la parroquia de Zurgena (Almería) y a la postre se convertirán en una de las familias más largas de este municipio en descendencia y en el tiempo, pues a pesar de los dos siglos transcurridos aun quedan sucesores y algunos de sus bienes como la casa señorial que nos ocupa, podemos admirarlos en la actualidad.

El matrimonio tuvo siete hijos que ayudaron a sus padres cultivando su mediano patrimonio, echando jornales por fuera y apacentando un pequeño rebaño que siempre fue el complemento de la clase agricultora.

Aquel equipo coherente, joven y ejemplar, muy considerado entre sus convecinos porque suplían con su laboriosidad el escaso rendimiento de los padres debilitados en su salud por frecuentes padecimientos, recibiría de los zurgeneros un trato cariñoso distinguiéndolos por el segundo apellido del padre, Parra, del que derivaron el diminutivo “Parrillas” con que han pasado a la posteridad todos los componentes de la familia García, nombramiento que ha quedado reservado para el lenguaje culto.

 

CRISTOBAL GARCÍA EGEA

cristobalCristóbal, el menor de los hijos varones de Francisco y Juliana nació en Zurgena el 18 de marzo de 1837, brilló con luz propia, superó los moldes de la agricultura, buscó otros caminos para hacer fortuna y se convirtió en la estrella de la estirpe. 

Obligado a trabajar por la delicada situación de la economía familiar fue emigrante temporero, estuvo en Orán (noroeste de Argelia) y Andalucía varias veces a recolectar cereales adquiriendo gran destreza en la siega y manejo del garbillo en el que con cuatro o cinco movimientos circulares agrupaba los granos de trigo flojos.

Con veintidós años (1859) los padres reparten la herencia en vida y Cristóbal recibe entre otras humildes propiedades una casa en calle Orán que con los años se convertiría en su residencia.

Cuando reunió los primeros ahorros pensó en tomar estado. El apuesto, inteligente, atractivo y joven trabajador puso mirada en una prima segunda suya, Maria Lopez Segura, de buena posición económica, ella era “labradora” y el “jornalero” (entonces las clases sociales se miraban mucho) y contrajeron matrimonio en Zurgena el 17 de noviembre de 1862. Aquí comienza el despegue económico de quien se convertiría pronto en la primera fuerza política y social de Zurgena.

En 1863 Cristóbal García hipotecó todos sus bienes y constituyó la fianza que le exigía la Ley para concederle el cobro de las contribuciones del Estado y pasó a ser recaudador.

Fue buen administrador, no descuidaba la cobranza, cumplía con exactitud los plazos estipulados y siempre tenía un remanente de dinero que le convirtieron en el Banco de la zona, situación que aprovechaba para comprar tierras que interesaban a buen precio.

En cierta ocasión se puso al habla con el agrimensor de Zurgena, Mateo Sanchez y concertaron una permuta de fincas entre ellas una casa en la calle Orán la nº 20 a espaldas de la suya la nº 22 y a la del padre la nº 24 que pasaría también a él estableciendo el solar de la casa que luego edificaría la magnífica casa señorial de 3 plantas donde ahora se ubica el Hostal Marquesado.

molinoLa compra del molino a D. Ramón Orozco de Vera fue una rentable inversión ya que era una finca muy productiva por ser los molinos la única industria que había. Lo arrendó a su hermano Ramón en 2200 pesetas anuales. La torre del molino junto al rio Almanzora y la sala de máquinas con la maquinaria de vapor de la época aun se conservan aunque necesita urgentemente una restauración.

En 1882 es nombrado Alcalde de Zurgena y redactó unas ordenanzas municipales que pueden servir de modelo a cualquier Alcalde actual.

El ambiente social en que se desenvolvía Cristóbal era completamente distinto al que tenían sus hermanos. Estos fueron adquiriendo fincas pero siguieron siendo labradores. Sin embargo Cristóbal educó a sus hijos (Francisco, Emilio y Amador) en buenos colegios. Francisco se hizo Maestro de Enseñanza Secundaria aunque no llego a ejercer al hacerse cargo del molino convirtiéndolo en la moderna fábrica de harinas “San Cristóbal” movida a vapor cuando el agua no era suficiente. Fue el único molino de vapor del valle del Almanzora. Francisco llegó a convertirse en un gran empresario. Amador solo se dedicó a la agricultura.

marquesesEl segundo hijo varón, Emilio, marchó a Madrid y se hizo abogado. Bien dotado física y económicamente pensó en la política de altura. Miembro del partido Liberal, el partido lo presentó a Diputado por el distrito de Lucena (Córdoba) en franca competencia con el Marqués de Tamarit, señor y cacique de aquella zona. Fue derrotado y tal disgusto recibió al no conseguir el acta de diputado que tanto dinero le había costado y tanto deseaba, que prometió al Marques procurarle otro disgusto mayor. Y así fue. Con su buena presencia, facilidad de palabra, simpatía y elevada posición económica sedujo y enamoró a la hija del Marqués Doña Fuensanta Alvarez de Toledo y Nieto de Tamarit y llegó a raptarla propiciándoles a los padres el disgusto prometido. La pareja vivió felizmente en Zurgena.

Si quieren conocer como acaba esta historia y todos sus detalles, Mari Loly y Fernando, actuales propietarios del Hostal Marquesado y responsables de la rehabilitación de esta Casa Señorial, se la contarán con pasión y les trasladarán a finales del siglo XIX haciéndoles sentir las vivencias de la época.

 

CASA SEÑORIAL DEL SIGLO XIX

Hostal-Marquesado-fachada-nuevaCentrémonos ahora en las características de la casa de Cristóbal García Egea que figura en el catalogo de edificación tradicionales de la Comarca del Almanzora (Almería) y nos ayudará terminar de conocer cómo vivían a finales del siglo XIX.

La estructura formal y constructiva de esta vivienda se constituye con un único cuerpo rectangular de tres plantas de altura, alzado con amplios muros de carga de mampostería, conformados con cantos rodados ligados con mortero de cal. Los muros se rematan guarneciéndolos exteriormente con una capa de mortero de cal e interiormente con mortero de yeso. La cubierta se alza sobre una moldeada cornisa y se ha sustituido completamente simulando la cubierta original que se encontraba muy dañada.

Sus características nobles se localizan en el conjunto de la vivienda, comenzando por su gran portada principal. Esta se alza sobre un firme zócalo construido con grandes sillares de piedra que se prolongan en las esquinas hasta la primera planta. Este mismo material se emplea como moldura en la primera entreplanta y para recercar las ventanas y la puerta. Sobre la puerta cabe destacar la inscripción en piedra de las iniciales del propietario, hecho que frecuentará en otros elementos de la vivienda. El gran portón de acceso y las ventanas, todas ellas con dintel incurvado, se constituyen con solida madera tallada. También son destacables los grandes enrejados de forja artística muy elaborados que vuelven a portar las iniciales de su propietario.

Hostal-Marquesado-fachada-antiguaEn su interior destaca como característica más notable y diferencial la diversidad, complejidad y amplitud de las dependencias que la presiden. Se trata de una edificación en la que el gran arco del distribuidor y portante de elegantes moldura, la amplia y ornamentada escalera que se prolonga hasta la solana, nos permiten atisbar el poder y prestigio que debió caracterizarle.

En cuanto a su organización, en la planta inferior la vivienda se articulaba alrededor de un amplio patio central que daba acceso a dependencias tales como un despacho donde el recaudador realizaba su trabajo y a la muerte de este, su hijo Francisco lo utilizaba como despacho de la fábrica de harina “San Cristóbal” en donde llevaba la contabilidad. Se conserva abundante documentación de las transacciones y destinatarios de la venta de harina de la que se llevaba reflejo contable diario. Además en esa planta hay un baño, la cocina, un comedor y varias habitaciones más, probablemente empleadas para residir la servidumbre. En la planta intermedia se distribuían una gran cantidad de habitaciones encadenadas destacando el amplio dormitorio de matrimonio así como el descomunal salón.

Finalmente en la última estancia se situaba la cámara donde estaban las traviesas en las que pendían los embutidos y salazones para su curado, las troces para guardar el trigo y la cebada de la cosecha, el desván donde guardaban las ropas en grandes arcas y el palomar.

hostal marquesado5561-exteriorEsta Casa Señorial del siglo XIX se puede considerar como un verdadero ejemplo de la arquitectura parlante pues a través de su construcción se transfiere claramente el poder económico y social de su propietario.

La rehabilitación que los actuales propietarios, Mari Loly Molina Jimenez y Fernando Bonillo Jimenez han realizado con mucho esfuerzo, ha mejorado algunos aspectos de la casa. El patio trasero se ha convertido en la nueva entrada al edificio por la Avenida 19 de Octubre con una bella y señorial escalera de mármol Travertino, este mismo material cubre el enorme zócalo desde la calle hasta la primera altura y las vistosas columnas que sujetan las bonitas barandas de forja. Se ha ampliado la edificación construyéndose un nuevo comedor, una coqueta terraza y una habitación con un precioso mirador de madera, aportando a la edificación existente mucho mas señorío a la vista de los transeúntes y ennobleciendo aun mas los históricos edificios del municipio de Zurgena.